Honduras. Acompañamientos en tiempos de pandemia

Durante el mes de septiembre el equipo de PWS ha retomado las acciones de acompañamiento territorial que se encontraban suspendidas desde el mes de marzo, cuando en Honduras se inició el toque de queda, restringiendo la libre circulación, limitando las actividades laborales, entre otras prohibiciones, que apuntaban a detener el número de contagios del virus Covid-19.

No obstante, durante este tiempo el equipo de PWS ha sostenido el contacto permanente con las comunidades acompañadas, realizando monitoreos sobre los procesos de lucha que se han estado desarrollando y el relevamiento de nuevos hechos violatorios de derechos humanos que pudieran suceder en este tiempo de distancia física obligatoria.

El reinicio de los acompañamientos fue habilitado por la apertura progresiva que se está implementando en todo el país desde el mes de septiembre, pero, además, este reinicio resultaba necesario ante los hechos reportados por nuestros acompañados.  Las injusticias no conocen ni de virus, ni de pandemias.

Uno de estos hechos es la situación de amenaza y riesgo permanente a la que está sometida la Asociación para el Desarrollo de la Península de Zacate Grande (ADEPZA)[1], en la que uno de sus líderes fundadores y luchador social, Pedro Canales, ha recibido amenazas de muerte a través de un emisario vinculado a los terratenientes que ocupan el territorio de la Península, de manera directa y a viva voz. En esos días, el perro de la familia Canales, apareció con varias heridas provocadas por disparos y luego de unas horas, murió. Por este hecho ADEPZA, emitió una alerta pública de seguridad para resguardar la integridad de sus líderes y visibilizar estas acciones intimidatorias de las que están siendo objeto.

Considerando lo anterior, bajo el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, el equipo PWS decide viajar a la comunidad de La Flor, donde vive Pedro. En esta visita pudimos corroborar la información y constatar el estado en el que se encuentra Pedro y su familia. Fuimos recibidas por ellxs y conversamos sobre lo sucedido; Pedro confirmó los hechos y agregó que estas acciones de amedrentamiento están dirigidas hacia todos los luchadores del territorio. Hoy es contra él, pero es un mensaje para toda la organización. El hecho, de asesinar a sus perros, no es un incidente que sólo ha pasado a Pedro, en esa visita también pudimos contactar a otro vecino que ha sufrido el mismo percance y al parecer hay muchos más. Los perros en estas comunidades, son el sistema de alerta cuando se acercan personas extrañas a las familias.

Debido a esta situación PWS ha hecho varias acciones de incidencia, una de ellas informando al directorio de la Asociación de Cooperación Internacional (ACI) y pidiendo acción en favor de ADEPZA y Pedro Canales. El espacio ACI, del que PWS forma parte, ha firmado una carta dirigida al embajador de la Unión Europea solicitando que en su diálogo político con el Estado exprese su preocupación por la situación de amenazas y persecución que está enfrentado ADEPZA y que se den medidas efectivas para protegerles, en especial a Pedro Canales. A instancias nuestras, COSUDE solicitó al G16 que incluyera en su reunión de la Mesa de Derechos Humanos y Justicia realizada el pasado 22 de octubre, el testimonio de Pedro en primera persona. PWS le acompañó hacia un lugar seguro y de regreso a su casa para participar en esa importante reunión.  PWS ha sido muy activo en este proceso de acompañamiento, contribuyendo a la mejora de la seguridad de Pedro y su familia.

Estos hechos se dan en un contexto en el que Las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) han empezado a implementarse en el país, inicialmente en la Isla de Roatán, y se ha anunciado a todo el municipio de Amapala como siguiente territorio en el orden de los intereses para la instalación de uno de estos proyectos.  Como consecuencia de esta implementación, se observa el aumento de la violencia y la militarización de los territorios, la persecución judicial, las amenazas, y el hostigamiento contra quienes se oponen a estos proyectos y se apegan a su tierra y su forma de vida.

La situación de confinamiento que se ha sostenido para evitar la propagación del Covid -19, no ha detenido el avance de la violencia hacia las comunidades por parte de las empresas y personas vinculadas a proyectos extractivos, muy por el contrario, ha dado un margen mayor de impunidad para realizar este tipo de acciones amenazantes. Si bien el trabajo de organizaciones de acompañamiento también se veía limitada, hoy estamos en condiciones de continuar acompañando la lucha por la defensa de los derechos humanos y el territorio.

Tegucigalpa, Octubre 2020, Evelina & Gloria



  1. https://www.facebook.com/people/Adepza-Zacate-Grande/10001149888605

Honduras. Vertreibung und Verteidigung der Gemeingüter im Süden von Honduras

Die Bevölkerung im Landkreis Namasigüe, Bezirk von Choluteca, lebt im Wesentlichen von der Landwirtschaft. Das Gebiet ist von einem trockenen Klima geprägt, und es wächst ein lockerer Wald; die meisten der Baumarten sind an die Klimazone angepasst, so wie der Kalebassenbaum, Mangobaum und Cashewbaum. Wie uns die von PWS begleiteten Gemeinden erzählen, waren die Wasserquellen früher zwar begrenzt aber ausreichend für die Familien. Es gab Wasser aus Brunnen und anderen kleinen Gewässern. Continue reading

Honduras. Despojo de la tierra y defensa de los bienes comunes en el sur de Honduras

La población del municipio Namasigüe, en el departamento de Choluteca, vive mayoritariamente de la agricultura. La región se caracteriza por un clima seco y una vegetación escasa de árboles, la mayoría de estos adaptados a la zona, son jícaros, mangos y “marañón” y algunos maderables como guanacaste, chilamate, madroño, entre otros. De acuerdo a lo que relatan las comunidades acompañadas por PWS, hasta hace algunos años, las fuentes de agua eran limitadas, pero suficientes para el abastecimiento de las familias, el agua se obtenía de pozos y otras fuentes superficiales que existían en las comunidades. Continue reading

Honduras. Die kollektive Kraft als Alternative in Zeiten von COVID-19.

Angesichts der ersten Fälle von COVID-19 verhängte die honduranische Regierung am 14. März als erste Präventionsmaßnahme eine totale Ausgangssprerre. Nach drei Monaten wurden die Maßnahme allmählich flexibilisiert, während zugleich die Zahl der Ansteckungen wuchs; nach offiziellen Angaben erreichte sie im Juni 8000 Personen bei 300 Todesfällen. Diese Zahlen werden von sozialen Organisationen und der Bevölkerung hinterfragt. Sie verweisen darauf, dass die ungenügende Anzahl von Tests nicht den wirklichen Umfang der Pandemie im Land widerspiegelt.

Continue reading

Honduras. La fuerza colectiva como alternativa ante el COVID-19.

En Honduras, el gobierno actual ha decretado desde el 14 de marzo, un toque de queda absoluto como primera medida preventiva ante la detección de casos de COVID-19. Después de tres meses se ha ido modificando y flexibilizando, como también, incrementando el número de contagios, que ya superan los 8 mil casos y las 300 muertes, según las cifras oficiales. Estas siguen siendo cuestionadas por organizaciones sociales y la población en general, quienes señalan que la realización de insuficiente número de pruebas de detección, no reflejan el alcance real de la pandemia en el país.

Continue reading

Wie wirkt sich Covid-19 auf die Menschen in den von PWS begleiteten Gemeinden aus?

Die durch Covid-19 verursachte Pandemie hat das Leben von Millionen von Menschen weltweit schlagartig verändert. In den ländlichen Gemeinschaften, die PWS in Honduras begleitet, haben die coronabedingten Veränderungen gravierende Auswirkungen mit mehreren Ursachen: Fehlende Gesundheitsversorgung, Verlust des täglichen Einkommens und Verteuerung der Lebenskosten sowie eine weitere Militarisierung und grünes Licht der Regierung für die Fortsetzung der geplanten Megaprojekte, die mit internationaler Finanzbeteiligung aber ohne Mitsprache der betroffenen Bevölkerung. Continue reading

Honduras. ¿Cómo afecta el Covid-19 a los/as pobladores/as de las comunidades acompañadas por PWS?

La pandemia causada por el Covid-19 ha cambiado las vidas de millones de personas de una forma abrupta. La crisis causada por el coronavirus implica una cuestión de clases y esta es la realidad que vive la mayor parte de la población y nuestros/as acompañados/as en sus comunidades donde el impacto del virus ha sido contundente debido a la confluencia de distintas causas. Estas causas van desde el deficiente sistema de salud pública de Honduras a la confabulación de las empresas transnacionales y el Gobierno, quienes en plena pandemia siguen teniendo luz verde para continuar con la expoliación de los territorios. Continue reading

Honduras. Coronavirus: das neue Tor für illegitime Landvergabe.

Eine der ersten CORONA-Maßnahmen der honduranischen Regierung war die Schaffung einer virtuellen Plattform[1] durch das Sekretariat von MIAMBIENTE. Damit sollten die Investitionen im Land weiterhin sichergestellt werden. Es handelt sich um eine Plattform zur Bearbeitung von Umweltlizenzen für extraktive Projekte. Solche Projekte haben in den vergangenen Jahren in Honduras ein schweres Konfliktpotential erzeugt. Continue reading

Honduras. Coronavirus: la nueva puerta para continuar la entrega del territorio.

Una de las primeras medidas implementadas por el régimen de Honduras en el marco de la crisis generada por el Coronavirus, fue la creación de una plataforma virtual[1] desde la secretaria de MIAMBIENTE, con el propósito de continuar promoviendo la inversión en el país, se trata de una plataforma para poder tramitar permisos de licencia ambiental para proyectos extractivos, proyectos que han generado una grave conflictividad social en Honduras en los últimos años. Continue reading

Honduras. La comida y la salud, una forma de marginación.

Honduras vive una situación de crisis ante la pandemia mundial del coronavirus. Desde la comunidad de Reitoca, nos comentan cómo se vive esta situación. En las últimas semanas, el Gobierno de Honduras ha enviado a las comunidades del país una bolsa de alimentos bajo un programa llamado “Honduras Solidaria” en el que cada gobierno local debe encargarse de la compra y distribución. Al respecto de esto, Magdaleno (líder del Consejo Indígena Lenca) nos comentaba que, “oficialmente, esta bolsa debería contener alimentos con el valor de 35 dólares, en realidad contienen un valor de 15 dólares” lo cual se considera un proceso poco transparente y se reparten cada 15 días, por lo que resulta escaso los alimentos que contiene para que una familia pueda alimentarse de manera adecuada. Continue reading